Vajilla

¿Cómo elegir tu vajilla?

 

La vajilla: ya sea en nuestras comidas cotidianas o en las celebraciones especiales, la vajilla es la gran protragonista ya que se trata de un elemento imprescindible en nuestra mesa así que a continuación vamos a mencionar algunos de los factores más importantes a la hora de elegir la vajilla que te acompañará a diario en tu hogar:

Presupuesto

Comprar una vajilla no es algo que se haga todos los días así que has de asegurarte que vas a invertir tu dinero de la forma correcta en una vajilla que sea duradera y de calidad.

Estilo

Lo ideal sería disponer de 2 tipos de vajillas: la primera vajilla sería para usar a diario y la segunda vajilla sería para usar en ocasiones especiales ya que así tu vajilla de ocasiones especiales se conservará mejor. Por otra parte, debemos recomendarte la vajilla blanca clásica para usar a diario ya que resulta muy práctica, por una parte, porque siendo su uso tan extendido en el tiempo y permanente es fácil reponer una pieza si ésta se rompiera y por otra parte, porque podemos combinar piezas de diferentes materiales que sintonizan perfectamente entre ellas.

 

 

 

Material

¿Qué material puede ser el más recomendado a la hora de elegir tu vajilla? Pues te damos dos consejitos… si lo que deseas es una vajilla para espacios interiores te recomendamos adquirir una vajilla de porcelana pero si por el contrario optas más por hacer tus reuniones formales en espacios exteriores una vajilla de cerámica te vendría de perlas.

 

Resistencia

Para la vajilla que usarás a diario la recomendación es que busques una vajilla que sea duradera y que esté compuesta por materiales más resistentes y duraderos. Por otra parte, para la vajilla que vas a usar de manera formar te recomendamos que busques una que sea fina y delicada para dejar a tus invitados con la boca abierta.

Mantenimiento

La vajilla que posee diseños decorativos suele ser más delicada y hay que tener un mayor cuidado con su lavado y secado para preservar el diseño. Sin embargo, la vajilla blanca suele ser la más fácil de lavar y la más resistente a los lavados cotidianos y al lavavajillas.

 

A continuación vamos a recomendarte dos tipos de vajillas:

    • La primera sin duda será perfecta para tu día a día:

 

    • La segunda sin duda será perfecta para tus reuniones formales:

 

Finalmente, te dejamos otras opciones de vajilla justo aquí debajo para que elijas tu favorita: